¿Por qué la gestión de la diversidad debe importar a las empresas?